.

 

Los Derechos de Personas LGBT

La discriminación contra cualquier persona por razones de raza, origen cultural o nacional, afiliación de religión, discapacitación, identificación de género u orientación sexual es moralmente injustificable. Nuestra Constitución y la Carta de Derechos claramente protegen los derechos civiles individuales. Por eso, yo me comprometo a la igualdad para personas LGBT y me opongo a políticas o acciones que discriminen contra tales individuos o sus familias.

Aunque hemos adelantado mucho en asegurar derechos para personas LGBT en años recientes, tenemos que mantenernos firmes en protegerlos. Además, necesitamos asegurar que estos logros no sean disminuidos poco a poco. Como he hecho yo a lo largo de mi carrera de litigante, protegiendo los derechos de empleo para la gente común, lucharé contra cualquier política discriminatoria contra personas LGBT en toda forma.

Me comprometo también a que los derechos concedidos a parejas casadas y dedicadas el uno al otro sean disponibles a todos que entren en el contrato civil de matrimonio, sin respeto a orientación sexual o identidad de género.

Trabajaré para asegurar que los niños de parejas LGBT–y todo niño—estén protegidos de amenazas corporales, conocido como “bullying”, y que puedan asistir a sus escuelas de manera segura.

Me opondré también a cualquier legislación que supuestamente proteja libertades religiosas a costa de los derechos de la comunidad LGBT.

Finalmente, también me opongo a la práctica de la llamada Terapia de Conversión para personas LGBT y me opondré a cualquier ley diseñada a justificar, apoyar, o dar creencia a tal práctica.

La mayoría de americanos—y la mayoría de los residentes del Inland Valley—creen en y apoyan la igualdad de oportunidades para todos y se oponen a la discriminación y a prácticas discriminatorias basadas en la orientación sexual e identificación de género. Cuando yo forme parte del Congreso, defenderé estos principios.

 

los_asuntos_w-01

Back to Top